Search The Query
Search
Image
  • Home
  • Historia
  • David Vartanian: historia impactante de supervivencia en el Titanic

David Vartanian: historia impactante de supervivencia en el Titanic

El sobreviviente armenio del Titanic

111 años han pasado del hundimiento del Titanic, una de las tragedias marítimas más importantes del siglo XX, que con 1500 fallecidos todavía sigue dando que hablar al día de hoy. En total, entre tripulación y pasajeros, 712 personas pudieron sobrevivir al naufragio. 712 historias de vida, relatos y testimonios que perduran en el tiempo, entre ellas la de David Vartanian.

Vartanian era un armenio de 22 años que escapó del Imperio Otomano en 1912 y que logró adquirir un ticket del histórico barco con rumbo a Estados Unidos. Su objetivo, al igual que el de muchos otros, era establecerse en América, junto a su esposa Mary, con quien se había casado recientemente.

También te puede interesarIntelectuales armenios en peligro: secuestro y asesinato en el Imperio turco-otomano.Intelectuales armenios en peligro: secuestro y asesinato en el Imperio turco-otomano.

Según confirma su nieta, Melissa Vartanian, él y otros armenios comenzaron a enterarse durante ese tiempo que serían reclutados y enviados a la primera línea de guerra sin armas. Es por ello que, gracias a unos vecinos turcos que le brindaron los documentos de un hijo fallecido, logró salir del país a través de una caminata de siete días por Trebisonda para finalmente viajar a Marsella.

Al poco tiempo, pudo armar sus valijas y abordar el transatlántico como pasajero de tercera clase. El trayecto ocurría sin problemas, sin embargo el fatídico momento llegaría solo cuatro días después: en mitad de la noche, mientras dormía, se despertó a causa de un fuerte ruido y fue redirigido a la parte trasera del barco.

Ante el inminente hundimiento provocado por el choque con el iceberg, el desconcierto general y la falta de botes de auxilio, Vartanian saltó al agua y nadó hacia una de las embarcaciones. Según el dramático relato de su nieta, quienes estaban arriba no permitían que se subiera por miedo a que esta volcara, pero tras un tiempo en el agua se desmayó y finalmente fue subido.

También te puede interesar40º aniversario de los 5 de Lisboa: Celebración histórica.40º aniversario de los 5 de Lisboa: Celebración histórica.

Tras el rescate por el RMS Carpathia y un tiempo en un hospital de Nueva York, decidió trasladarse a Ontario, Canadá, donde iniciaría otra de las luchas de su vida: la búsqueda de su esposa.

La historia de vida de «Titanic David»

Primero se enteraría del ataque de las fuerzas turcas a la aldea donde ella vivía, hecho por el que se le hizo creer que había sido asesinada. Pese a ello, Vartanian no abandonó la idea de encontrarla y comenzó a escribir cartas a diarios, iglesias y familiares durante casi seis años.

Finalmente la carta que esperaba llegó: Mary había sobrevivido y vivía junto a su hermana. Ella, ante la noticia del hundimiento del Titanic, creyó que este había muerto en el accidente.

También te puede interesarProceso legal de independencia de Artsaj: Paso a pasoProceso legal de independencia de Artsaj: Paso a paso

A partir de allí, Vartanian comenzó a enviarle dinero para que pudiera realizar el viaje. Once años después de lo que había sido su último encuentro, David y Mary volvieron a verse y pudieron continuar su vida juntos en Meadville, Pensilvania.

Con el tiempo, y gracias a su historia de vida, Vartanian sería conocido en la ciudad como “Titanic David”. Allí tuvieron a sus tres hijos, Jack, Rose y Alice. Los dos primeros, casualmente, comparten el nombre con los protagonistas de la mítica película de James Cameron sobre la tragedia.

Las marcas de la tragedia irían más allá, el tiempo en el agua helada le terminó causando daños en los nervios de las piernas, lo que lo obligó a caminar con bastón toda su vida, hasta 1966, cuando murió a los 76 años. Su nieta Melissa, recordando su historia, asegura: «Fue una tragedia absoluta lo que sucedió. La diferencia para mi familia es que, en última instancia, se trataba de esperanza y libertad. Para mi familia, trajo vida».

Más publicaciones

Deje su comentario