Search The Query
Search
Image

Cuidados del cabello en verano: consejos indispensables

El verano es una época del año en la que disfrutamos de días soleados, playa, piscina y diversión al aire libre. Sin embargo, el exceso de sol, la sal del mar y el cloro de las piscinas pueden tener un impacto negativo en la salud de nuestro cabello. Es por eso que es importante prestar especial atención a su cuidado durante esta temporada para evitar daños y mantenerlo sano y radiante. En este artículo, compartiré contigo algunos consejos útiles sobre cómo cuidar el pelo en verano para lucir una melena espectacular en todo momento.

Mantén tu cabello bien hidratado

Durante el verano, el cabello tiende a resecarse debido a la exposición constante al sol y a los elementos. Por ello, es fundamental mantenerlo bien hidratado para prevenir daños y mantenerlo saludable. Una buena forma de hacerlo es utilizando acondicionador cada vez que te laves el cabello. Opta por acondicionadores que contengan ingredientes hidratantes como aceite de coco, manteca de karité o aloe vera. También puedes hacer tratamientos de hidratación profunda una vez a la semana para proporcionarle a tu cabello la humedad que necesita.

También te puede interesarConsejos para lograr un cabello liso y sedosoConsejos para lograr un cabello liso y sedoso

Además del cuidado externo, es importante mantenerse bien hidratado por dentro. Asegúrate de beber suficiente agua durante el día para mantener tu cuerpo y tu cabello bien hidratados. Una dieta rica en frutas y verduras también contribuirá a mantener la hidratación de tu cabello desde el interior.

Protege tu cabello del sol

El sol puede causar daños en la cutícula del cabello, dejándolo seco, quebradizo y sin brillo. Para proteger tu cabello del sol, es importante utilizar productos capilares con protección UV. Existen sprays, aceites y cremas específicamente diseñados para proteger el cabello de los rayos solares. Aplica el producto antes de exponerte al sol y reaplica cada pocas horas, especialmente si estás en la playa o la piscina.

Además de utilizar productos con protección solar, puedes proteger tu cabello usando sombreros, pañuelos o bandanas. Estos accesorios no solo te ayudarán a darle un toque de estilo a tu look veraniego, sino que también protegerán tu cabello de los daños causados por el sol.

También te puede interesarConsejos para dar volumen al cabello lisoConsejos para dar volumen al cabello liso

Minimiza el uso de herramientas de calor

Durante el verano, es recomendable minimizar el uso de herramientas de calor como secadores, planchas y rizadores. El calor adicional puede dañar aún más el cabello que ya está expuesto a condiciones adversas como el sol y el agua salada o clorada. En lugar de utilizar herramientas de calor, opta por dejar secar tu cabello al aire libre siempre que sea posible. Si necesitas peinarte, utiliza técnicas de peinado sin calor como trenzas, moños o coletas. Tu cabello te lo agradecerá, luciendo más sano y fuerte.

Si necesitas utilizar herramientas de calor, asegúrate de aplicar un protector térmico antes para minimizar los daños. También puedes reducir la temperatura de la herramienta para disminuir el impacto en tu cabello. Recuerda siempre mantener el cabello bien hidratado para protegerlo de los daños causados por el calor.

Lava tu cabello con menos frecuencia

Durante el verano, es común que nuestro cuero cabelludo produzca más grasa debido al calor y la humedad. Sin embargo, lavar el cabello con demasiada frecuencia puede eliminar los aceites naturales que lo protegen, dejándolo seco y quebradizo. Por ello, es recomendable lavar el cabello con menos frecuencia durante esta época del año.

También te puede interesarCuidado del cabello en invierno: Consejos útilesCuidado del cabello en invierno: Consejos útiles

Intenta espaciar los lavados y opta por champús suaves y sin sulfatos para no perder la hidratación natural de tu cabello. Si sientes que tu cabello necesita un refresco entre lavados, puedes utilizar champús en seco o simplemente enjuagarlo con agua para eliminar el exceso de sudor y suciedad. De esta manera, mantendrás tu cabello limpio y saludable sin eliminar sus aceites naturales.

Protege tu cabello del agua salada y cloro

El agua salada del mar y el cloro de la piscina pueden ser muy dañinos para el cabello, dejándolo seco, opaco y quebradizo. Para proteger tu cabello del agua salada, es recomendable mojarlo con agua dulce antes de entrar al mar. De esta manera, evitarás que absorba tanto la sal y reducirás los daños causados por ésta.

En el caso del cloro de la piscina, puedes proteger tu cabello utilizando una gorra de natación. Si no tienes una a mano, también puedes aplicar un acondicionador sin enjuague antes de sumergirte en la piscina para crear una barrera protectora entre el cloro y tu cabello. Después de salir del agua, es importante enjuagar tu cabello con agua dulce para eliminar los residuos de cloro y mantenerlo limpio.

Recorta las puntas regularmente

Durante el verano, es común que las puntas del cabello se sequen y se abran debido a la exposición al sol y otros factores externos. Para mantener tu cabello sano y fuerte, es importante recortar las puntas regularmente. Visita a tu estilista cada 6-8 semanas para eliminar las puntas abiertas y prevenir que se extiendan hacia el resto del cabello.

Además de recortar las puntas, puedes aplicarte tratamientos reparadores para fortalecer el cabello y prevenir las puntas abiertas. Aceites naturales como el aceite de argán, el aceite de coco o el aceite de almendra son excelentes opciones para nutrir el cabello y mantenerlo saludable. Aplica unas gotas de aceite en las puntas del cabello después de lavarlo para sellar la cutícula y proporcionarle un extra de hidratación.

Conclusion

Cuidar el pelo en verano es fundamental para mantenerlo sano, fuerte y radiante a pesar de las agresiones externas a las que está expuesto. Con una rutina de cuidado adecuada y algunos consejos prácticos, podrás lucir una melena espectacular durante toda la temporada de verano. Recuerda mantener el cabello bien hidratado, protegerlo del sol y minimizar el uso de herramientas de calor para prevenir daños. ¡Tu cabello te lo agradecerá!

Más publicaciones

Deje su comentario