Search The Query
Search
Image
  • Home
  • Historia
  • Batallas épicas: Bizancio vs Turcos Selyúcidas

Batallas épicas: Bizancio vs Turcos Selyúcidas

El reino armenio de los Pakraduní, también conocido como Bagrátidas o Bagratuní, tuvo un destino trágico marcado por divisiones internas y luchas de poder entre los hermanos Hovhannes Smbat y Ashot por el trono de Armenia.

A la muerte del rey Gaguik I Pakraduní en 1020, sucedieron enfrentamientos entre los hijos por el control del reino. El Imperio bizantino aprovechó la situación para intervenir y asegurar la victoria de Hovhannes Smbat con la ayuda del Gatoghigós (jefe de la iglesia) Bedrós Kedatarts.

Ashot, a pesar de vencer a su hermano en batalla, no logró quedarse con el trono debido a la oposición de los señores feudales. Se acordó una división del reino con un pacto para unirlo nuevamente a la muerte de uno de los hermanos.

En medio de las disputas internas, Armenia enfrentaba amenazas externas como las invasiones de los turanios. La traición y ambiciones personales llevaron a pactos oscuros que terminaron entregando el reino de Aní a Bizancio.

La guerra y las invasiones de los selyúcidas marcaron el declive del reino de los Pakraduní. La batalla de Manazkert en 1071 selló la derrota de Bizancio frente a los turcos, debilitando así al Imperio. La caída de Aní y la destrucción de la ciudad marcaron el fin de la independencia de Armenia.

El legado cultural del reino Pakraduní se observa en su arquitectura, literatura y arte. Grandes figuras como Krikor Naregatsí y Mkhitar Gosh destacaron en la producción intelectual y artística de la época.

El reino de Aní fue un punto crucial en la historia armenia, representando un periodo de independencia y esplendor que se vio eclipsado por las disputas internas y las invasiones externas.

Más publicaciones

Deje su comentario