Search The Query
Search
Image

Augusto declara ‘Armenia capta’

En este artículo se narra la historia de las relaciones entre Armenia y Roma, basada en hechos reales y acontecimientos históricos que tuvieron lugar en la antigüedad. Se aborda la situación de Armenia como aliado de Roma contra los partos, los errores estratégicos y las consecuencias de las decisiones políticas tomadas por ambas partes.

El reinado de Tigrán el Grande y su sucesor Ardavazt

Tras el acuerdo con Pompeyo, Tigrán el Grande continuó reinando por diez años más como aliado de Roma. Sin embargo, tras su muerte en el año 56 a.C., su hijo Ardavazt ascendió al trono y Roma perdió a Armenia como Estado aliado en contra de los partos. La política exterior del Reino de Armenia cambió drásticamente a partir de este momento.

También te puede interesarLucha de los héroes de Syunik contra turcos y tártaro-azeríes durante siglosLucha de los héroes de Syunik contra turcos y tártaro-azeríes durante siglos

Las decisiones equivocadas de Craso

Roma en ese entonces estaba representada en Oriente por Marco Licinio Craso, quien a pesar de su fortuna no tenía méritos militares. Craso, con su ambición desmedida, decidió atacar al imperio parto de forma precipitada, sin seguir el plan estratégico propuesto por Ardavazt. Esta decisión condujo a la derrota del ejército romano en la batalla de Carras en el año 53 a.C.

El fracaso de Marco Antonio en su campaña contra Partia

Luego de la muerte de Craso, Marco Antonio lideró una campaña militar contra Partia con el objetivo de vengar la derrota de su predecesor. Sin embargo, su falta de precaución y su ansia por la victoria rápida llevaron al fracaso de la expedición romana, culminando en la destrucción total de la maquinaria de guerra romana en la batalla de Gazaca.

Augusto y la restauración del equilibrio en Armenia

Tras la llegada al poder de Augusto, se establecieron nuevas condiciones para la relación entre Roma y Armenia. Augusto implementó una política de demostrar fuerza sin utilizarla, logrando que el rey de Partia aceptara las condiciones romanas y reinstalando en el trono armenio a Tigrán, hijo de Ardavazt, como aliado de Roma.

También te puede interesarInspiración nazi en Mustafá Kemal «Atatürk»: un análisis profundoInspiración nazi en Mustafá Kemal «Atatürk»: un análisis profundo

El epílogo de la historia de Armenia y Roma

El artículo relata el fin de la dinastía Ardashesián y el ascenso de la dinastía Arshakuní en Armenia bajo la tutela de Roma. Se mencionan las luchas internas en Armenia, las alianzas entre diferentes facciones y la posición estratégica de Augusto en el mantenimiento de su influencia en la región sin anexar directamente territorios armenios al Imperio romano.

Ricardo Yerganian

Exdirector de Diario ARMENIA

También te puede interesarDe Abdul Hamid a Erdogan: un enlace histórico y políticoDe Abdul Hamid a Erdogan: un enlace histórico y político

Más publicaciones

Deje su comentario